Retalls de premsa. Trastorns que marquen el futur

Los más frecuentes son de conducta, atención, alimentación y personalidad

Trastornos que marcan el futuro

A. MACPHERSON – Barcelona – 12/12/2009

Estos trastornos mentales de la infancia no son las enfermedades mentales más graves, pero sí los que más repercuten en el futuro de los niños: pueden abocar al fracaso escolar, conductas antisociales y marginación.

Trastorno de la conducta. Niños que se muestran crueles con los animales, cometen pequeños robos, mienten habitualmente, se saltan la escuela, destruyen cosas de los demás. Y esa conducta se repite continuamente. Se calcula que lo sufre el 9% de los niños y el 4% de las niñas y a menudo los padres también lo han padecido, e influyen tanto lo factores genéticos como los ambientales. Se trata en casa, en la escuela y hasta en la calle. A los padres se les entrena para establecer reglas, negociar acuerdos y tener métodos disciplinarios. Yalos niños les enseñan técnicas para resolver problemas. Se les proporciona medicación para reducir la agresividad y la impulsividad. La prevención funciona en preescolares de familias con síntomas de trastorno de conducta.

Déficit de atención.

El déficit de atención incluye hiperactividad en la mayoría de los casos de niños y menos en el caso de las niñas. Quienes padecen este trastorno neurobiológico tienen grandes dificultades para entender y atender en clase y en casa, comprender las órdenes, concentrarse en una sola actividad, permanecer quietos mientras hacen algo. Los adolescentes con TDAH suelen estar inquietos y saltan de una actividad a otra sin acabar ninguna. Se da tratamiento psicológico para ellos y sus familias, tratamiento psicopedagógico para mejorar el rendimiento en la escuela y medicación.

Anorexia y bulimia.

Tanto la ingesta de alimentos como la percepción del propio cuerpo están alterados en estos dos trastornos de la conducta alimentaria: los niños, casi siempre niñas, que lo sufren reducen su peso mucho, restringen la comida o, al revés, se atracan y luego vomitan o se purgan para controlar obsesivamente su peso y su cuerpo. El primer tratamiento es parar las consecuencias de esa conducta restrictiva que pone en peligro sus vidas. Luego se trata la autoestima y las habilidades sociales y se intenta reeducar los hábitos y la visión de sí mismos.

Trastorno negativista desafiante. Es una forma moderada del trastorno de conducta. Los factores de riesgo son amplísimos: además de la herencia genética, influye el coeficiente intelectual bajo, un entorno familiar con violencia doméstica, la ausencia de los padres en su cuidado, la pobreza o la disminución del cortisol en sangre. El tratamiento tiene mucho de entrenamiento y reeducación: en modificar comportamientos, en resolver conflictos, en técnicas de estudio. La medicación ayuda a controlar reacciones violentas y a combatir síntomas de depresión.

Trastorno de la personalidad. Engloba varios y el más conocido es el trastorno límite de la personalidad, en el que hay una gran impulsividad, síntomas psicóticos, conductas autolesivas y explosivas y baja empatía. Entre las complicaciones de estos trastornos se citan el abuso de drogas y el suicidio. A menudo esta patología requiere ingreso hospitalario y medicación.


FONT: La Vanguardia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s