“Doctor mort”, cas tancat

ALEMANIA | Era uno de los criminales nazis más buscados

‘Doctor Muerte’, caso cerrado

Documentación y fotografías de Aribert Heim, conocido como 'Doctror Muerte', | EfeDocumentación y fotografías de Aribert Heim, conocido como ‘Doctror Muerte’, | Efe

Rosalía Sánchez | Berlín

Esta vez, la Justicia se da por vencida. Un tribunal de Baden-Baden ha cerrado definitivamente el caso contra uno de los criminales nazis más buscados, Aribert Heim, dando por bueno que murió de cáncer en Egipto bajo una identidad falsa en 1992, a pesar de que ni su cuerpo ni su tumba aparecieron nunca.

Médico destinado al campo de Mathausen, el apodado como ‘Doctor Muerte’ sometió a cientos de prisioneros a espantosos experimentos y torturas. Según testimonios de los supervivientes, asesinó personalmente a cientos de prisioneros judíos inyectándoles veneno o sometiéndolos a aparatosas cirugías, incluso amputaciones, sin anestesia, con el objetivo pseudocientífico de averiguar hasta dónde llega la resistencia al dolor del ser humano. Una de sus prácticas más documentadas era la de inyectar gasolina, agua o veneno directamente en los corazones de sus víctimas para medir con un cronómetro cuánto tiempo aguantaban vivas.

Tras la guerra, permaneció en Alemania y llegó a trabajar como ginecólogo. Cambió de nombre y se le perdió la pista en 1962. La Fiscalía de Baden-Baden presentó cargos contra él en 1979 y lanzó unaorden de captura internacional, pero fue en vano. Nunca apareció. Sin embargo, siguió en contacto con su familia hasta que, según declaró su hijo, murió en Egipto bajo la identidad de Tarek Hussein Farid. La familia declaró haber donado el cuerpo para investigaciones científicas, pero tras un posterior viaje a Egipto se vieron obligados a admitir que el cuerpo nunca había llegado a ese destino y que no fueron capaces de encontrar la fosa común en la que habría terminado.

El Tribunal de Baden-Baden ratifica ahora la autenticidad de las pruebas presentadas por la familia y lo da oficialmente por muerto, a pesar de que sus restos siguen sin aparecer. Nunca fue juzgado por sus crímenes. Si estuviera vivo, hoy tendría 92 años.

Font: Link

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s